Episodio 18 Tipos de agarre

En este episodio te hablo de los tipos de agarre, de las distintas formas de usar tu mano y dedos para agarrar presas en roca.

Dependiendo de donde hayas aprendido o empezado a escalar, probablemente tengas un tipo de agarre predominante, que uses por encima de otros. En mi caso, habiendo escalado en mis primeros años en escuelas muy técnicas de caliza, he desarrollado una dependencia grande de la regleta cerrada, que ahora estoy intentando corregir. Si has aprendido a escalar, haciendo boulder en un rocódromo probablemente te pase lo contrario, que estés muy acostumbrado a agarres tipo mano abierta pero te resulten muy difíciles las regletas pequeñas.

Anatomía de la los dedos

Bien como puede que aún todo esto te suene a chino, voy a explicarte los diferentes tipos de agarre, empezando por el más suave y yendo al más agresivo. Antes un pequeño apunte de anatomía. Tenemos dos tendones principales recorriendo la parte interna de nuestros dedos que provocan la flexión de estos. Fijando los tendones a las falanges tenemos 9 pequeñas tiritas de tejido conectivo llamadas poleas, 5 en forma de anillo y 4 en forma de x. Dependiendo del tipo de agarre que uses estresarás más o menos a las poleas. Te cuento todo esto, porque la lesión de poleas es una de las más comunes en la escalada, en especial entre principiantes muy motivados, y además es una lesión que te puede mantener lejos de la escalada una buena temporada, sino apartarte de ella si no tienes cuidado.

Tipos de agarre

  • Mano abierta con tres dedos: En este agarre utilizas tu mano totalmente extendida y solo tienes flexionado la primera falange de tus dedos índice, anular y medio. Al estar los dedos extendidos, cargas los tendones en extensión y las poleas prácticamente no trabajan. Es un agarre en el que de forma natural no tenemos mucha fuerza, ya que no estamos usando ni el pulgar ni el meñique, así que siendo el menos lesivo, también es el menos fuerte.
  • Mano abierta con cuatro dedos: En este caso usas la mano extendida pero usas el meñique. Para compensar la diferencia de longitud, los dedos anular y medio están ligeramente flexionados, sin llegar a un ángulo de 90º. Este es un agarre más eficaz que el anterior, ya que incluye un dedo más, y aunque el meñique no es el dedo más fuerte, seguro que aporta entre un 10 y un 15% más de fuerza que bien vas a poder notar. Este agarre también es muy amable para las poleas, si bien empieza a cargarlas en los dedos anular y medio, el hecho de repartir la carga con un dedo más hace que no sea muy agresivo. En mi opinión este debe ser el agarre predominante en tu escalada, siempre y cuando no estés haciendo pasos a bloque ni en el crux de tu vía. Entrenar este tipo de agarre tiene muchísimos beneficios, aunque a priori no sea tan eficaz como los agarres tipo regleta, es un seguro ante las lesiones. Esto me lo aplico a mí también, que en 8 de los 9 años y pico que llevo escalando, lo he usado muy poco. Si bien hacía poco bloque y casi nada de roco, me iba bien, pero me he dado cuenta de que mi forma de escalar era poco eficiente y me iba a llevar a lesionarme si seguía así.
  • Media regleta: En este agarre utilizas los dedos anular y medio con un ángulo de 90º en la articulación interfalángica proximal, para que me entiendas la que está entre la segunda y tercera falange. Y los dedos meñique e índice semiflexionados para encontrarse a la misma altura que los del medio.
    Este tipo de agarre es muy fuerte, utiliza cuatro dedos y al tener tanto ángulo en la articulación, transfiere mucha carga a través de los tendones al sistema osteoarticular, mientras que los agarres con mano abierta requieren de una musculatura del antebrazo más desarrollada.
    Por contra, este agarre carga bastante las poleas de los dos dedos medios. Como vas a experimentar escalando, en agarres pequeños o si estás cansado y necesitas un extra, es un agarre que resulta necesario. Sin embargo, es muy útil que siempre que puedas, utilices los agarres tipo mano abierta, y reserves las regletas para cuando realmente las necesitas.
  • El más agresivo es la regleta cerrada. En este utilizas los cuatro dedos en arqueo, es decir con una flexión mayor a 90º y la cierras con el pulgar, al lado o encima del índice. Como puedes imaginarte, este agarre es el más fuerte que podemos aplicar de forma natural, incluye el pulgar, que de por sí te está dando al menos un 20% más de fuerza, y además nos quita mucha carga de los músculos del antebrazo. Sin embargo, como dice Yoda, un gran poder conlleva una gran responsabilidad… Bromas aparte, está demostrado que es el agarre más lesivo, con mucha diferencia. Para presas muy muy pequeñas no te va a quedar más remedio, porque anatómicamente no vas a poder aplicar fuerza de otra manera. Sin embargo, intenta siempre que puedas sustituirla por la media regleta, que es menos agresiva. Yo lo que estoy intentando es no usarla en el rocódromo. Se que en roca, cuando vaya a tope a encadenar voy a usarla, voy a usar los dientes si hace falta… Pero en plástico intento entrenar los otros agarres, aunque tenga algo menos de fuerza con ellos, para así evitar lesiones que pueden dejarme fuera de combate mucho tiempo.
  • Fuera de estos 4 agarres tienes los agarres tipo pinza. En las pinzas, utilizas 3 o 4 dedos en una dirección vertical u oblicua, y pinzas con el gordo en la dirección opuesta.  Es un agarre distinto que carga los dedos de forma distinta, sin embargo en una pinza también puedes usar la mano abierta o los dedos en media regleta, incluso podrías llegar a no usar el pulgar como pinza y pasarla a una regleta lateral cerrada. Así que en cuanto a la fuerza y la agresividad, va a variar en función de cómo uses los dedos, como ya te he comentado.
  • Por último tienes el mantel, que no es un agarre en sí, sino más bien un empuje. El mantel consiste en empujar hacia abajo con la palma de la mano y lo usarás en las salidas de bloque y en placas de adherencia principalmente. No es un agarre agresivo para los dedos, y simplemente te puede cargar las muñecas si no cuidas la postura.

Conclusiones

Bien, ¿Y qué hago con todo esto Migue? Si no soy capaz de escalar sin regletear absolutamente todo, o si al contrario no tengo fuerza en regletas. Pues ante todo paciencia. Lo peor que te puede pasar es lesionarte, así que más vale ir un poco más despacio unas semanas o meses que tener que parar por completo. Por suerte la escalada se puede practicar mientras las articulaciones aguanten, y por mi parte, me gustaría envejecer siendo un escalador, así que invierte un poco de tiempo en adquirir buenos hábitos, que no solo van a evitar lesiones, sino que te van a hacer llegar más lejos.

Si sólo escalas utilizando un tipo de agarre, vas a cargar una serie de músculos a tope, sin utilizar otros, con lo que es más eficiente ir variando los tipos de agarre en función de donde te encuentres, y repartir bien la carga entre todos los músculos que tienes en los brazos.

Si te ha gustado por favor suscríbete, me puedes encontrar en Ivoox, Itunes, Spotify y en Youtube y por supuesto en rockandjoy.com, comparte y deja un comentario, estaré encantado de responderte.

El mundo es tu rocódromo, sal ahí fuera y disfrútalo!

Únete a esta gran aventura, te enseñaré a escalar de forma que disfrutes de la roca como nunca lo has hecho.

He leído y acepto las condiciones de privacidad

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *