Episodio 21 Mejora tu escalada gracias a un mejor uso de los reposos. Eres analítico o intuitivo

Los reposos en la escalada

En este episodio te hablo de la importancia de saber utilizar bien los reposos en la escalada, y de los estilos de escalada analítico e intuitivo.

Cuando estás descansando en un buen canto o una repisa, ¿estás escalando? O solamente escalas cuando estás moviéndote continuamente. Bajo esta pregunta simple se esconde la siguiente afirmación. Es tan importante saber escalar bien entre reposos, como saber descansar bien en estos y aprovecharlos de forma efectiva para planificar la siguiente sección, o como dice Arno Illgner, “Escalar bien una vía incluye pararse en distintos reposos para planificar, y luego moverse deliberadamente entre los mismos”

Este episodio ha surgido de observar mientras aseguraba a un gran amigo mío, que tiene tendencia a escalar muy despacio, pensando demasiado que va a hacer durante la escalada; en contraposición a mí, que naturalmente tiendo a meterme en secciones escalando rápido y sin planearlas bien.  Tenemos dos estilos de escalar bien distintos, con virtudes y defectos propios, él analítico y yo intuitivo, y difieren mucho en la manera de utilizar los reposos y secciones entre ellas… En definitiva, de afrontar las secciones estresantes de una vía.

El objetivo de este post es que seas capaz de identificar cuál es tu tendencia y tengas herramientas para mejorar tu escalada, gracias a una mejor estrategia.

La capacidad de tu mente de poner atención es distinta cuando te mueves que cuando estás parado. Si quieres hacer la prueba, intenta hacer una multiplicación sencilla mientras haces unas dominadas… Se podría decir que cuando estás parado piensas con la mente, y mientras te mueves piensas con el cuerpo. Por eso es mucho más efectivo planificar una sección desde un reposo que improvisarla mientras estás en mitad del movimiento, y a la vez, el movimiento es más eficiente cuando se ha planificado con antelación. Por eso reitero de nuevo que saber usar efectivamente los reposos para recuperarte y planificar la siguiente sección es una técnica importantísima en la escalada.

Reposando antes del desplome en un precioso 7b en Laos

Estilo analítico vs estilo intuitivo

Cuando me encuentro en una sección complicada en una vía, en especial si está desplomada, tiendo a escalar rápido para salir de ella lo más pronto posible. Esto puede parecer positivo a priori, pero en ese escalar rápido y sin pensar, tiendo a obviar reposos y a entrar en los pasos clave de la vía con las pulsaciones altas, y sin tener una estrategia clara. Eso hace que en muchas ocasiones me caiga por intentar secuencias mucho más duras de lo necesario, o por no agarrar presas importantes en el paso. Mi amigo Chivi, sin embargo, tiende a pararse largo y tendido antes de las secuencias; y cuando empieza a escalarlas, lo hace de forma lenta, parando en cada agarre y reconfirmando la secuencia que tiene en mente. Esto hace que se canse mucho más, ya que permanece mucho más tiempo bloqueando, dándole la impresión de que no tiene resistencia suficiente para escalar la secuencia.

Todos tenemos una tendencia natural a usar más o menos los reposos y a planear más o menos las secuencias, como ves, yo tiendo a ser más intuitivo y mi amigo Chivi tiende a ser más analítico. No hay nada de malo en ninguna de las dos, de hecho es muy importante saber cual es tu tendencia para saber en qué debes focalizarte para mejorar.

Estilo intuitivo

Los escaladores intuitivos tendemos a pensar poco y a tomar más riesgos de los necesarios. Cuando nos encontramos en una situación estresante, buscamos salir de ella lo más rápido posible escalando hacia el siguiente reposo. Nos sentimos incómodos en reposos activos y tendemos a no usarlos de forma efectiva, adentrándonos a escalar el paso clave con los antebrazos petados y sin haber recogido toda la información necesaria para hacer un plan eficiente. Este estilo tiene unas ventaja obvias, es que tendemos a escalar de una forma más rápida y continua, entramos más fácilmente en el tan buscado flow, y minimizamos el tiempo en bloqueos incómodos y presas pequeñas. Sin embargo, la mayor desventaja es que no realizamos un análisis efectivo del plan y la secuencia, pudiendo llevar a caídas y a toma de riesgos estúpidos e innecesarios.

Estilo analítico

En el otro lado de la balanza tienes a los escaladores analíticos. Los escaladores analíticos tienden a pensar mucho, quizás de más. Si eres un escalador analítico, seguro que sabes usar muy bien los reposos, y eres capaz de obtener mucha información desde ellos. Sin embargo, el exceso de análisis te puede llevar a pararte mucho, repensar las secuencias mientras estás ejecutándolas, y escalar muy despacio, con el cansancio y esfuerzo que eso conlleva.

Las ventajas de esta tendencia son la capacidad de utilizar bien los reposos, recuperar e idear un plan efectivo; así como una mejor evaluación de los riesgos. Por contra, los inconvenientes son que puedes estar todavía pensando mientras ejecutas la secuencia, tomando decisiones basadas en el estrés del momento y bloqueando en posiciones incómodas. Mientras que los escaladores intuitivos tienden a caerse de forma inesperada, a veces sin evaluar totalmente los riesgos, los analíticos tienden más a decir ¡Pilla! Después de estar atascados en una secuencia durante mucho tiempo.

Entrando al crux de mi primer 7c+

Lidiar con el estrés

Como he mencionado antes, la precipitación y los bloqueos son los principales aspectos negativos del estilo intuitivo y analítico. Sin embargo, ambos son manifestaciones del mismo proceso mental. Cuando lidias con el estrés, desde una mentalidad fija, en vez de asumirlo como parte de la escalada y del aprendizaje, la mente intenta evitarlo a toda costa; en un caso a través de la precipitación, a la espera de que acabe pronto, y en el otro a través de la evitación o la procrastinación. De cualquier modo, ya sea por precipitación o por bloqueo, tu atención está desviada de la escalada y puesta en la evitación del estrés, y como ya te he comentado en el episodio 03 Miedo a las caídas, si tu atención está en la evitación del estrés, ya sea por caída o no, no vas a poder escalar de forma óptima.

El objetivo entonces, es balancear tu tendencia natural para convertirte en un escalador total.

¿Has visto el video del encadene a vista de Mind Control por Adam Ondra? Es una auténtica maravilla, y además ahora tenemos el pedazo de análisis que ha hecho Fernando en paso clave sobre Just do it, otra obra de arte.

Te digo este video y análisis para que intentes ver si Ondra tiene una tendencia analítica o intuitiva… ¿Qué opinas? Es uno de los escaladores más rápidos que he visto, con una precisión y economía de la escalada increíble… Quizás por esto podríamos decir que es intuitivo, sin embargo, su uso de los reposos, de la estrategia y de la visualización tampoco tiene igual. Ondra domina tanto las virtudes de los escaladores intuitivos como las de los análiticos, es un fuera de serie, un escalador total. Sin ser ni mucho menos el escalador más fuerte del panorama, una y otra vez demuestra una técnica y una estrategia sublimes que le llevan a lo más alto. Y todo esto disfrutando de lo lindo por el camino!
Salvando las pequeñas, sutiles diferencias que pueda haber entre Ondra y nosotros, podemos aprender de su forma de escalar, para intentar equilibrar nuestros estilos a la hora de afrontar los reposos de las vías.

Ejercicio para escaladores intuitivos

Si tu tendencia es intuitiva, como la mía, intenta reposar conscientemente más de lo que crees que necesitas cada vez que encuentres una buena posición sin manos o con un canto cómodo. Haz el ejercicio de planificar mentalmente la secuencia que hay entre el reposo con protección en el que te encuentras y el siguiente, y no abandones el reposo hasta que hayas bajado las pulsaciones y tengas un plan claro a seguir. Esto mismo lo puedes aplicar antes de empezar la vía, obsérvala bien desde el suelo; si vas a ir al flash, presta buena atención a cómo la escalan tus amigos antes, intenta visualizar todos los reposos que vas a hacer, y las secciones de escalada fluida entre ellos. Haz los ejercicios que te recomendé en el episodio 3 para analizar el riesgo de caída y tomar una decisión fundada al respecto. Todo esto te va a resultar incómodo y antinatural al principio, pero con la repetición lo irás incorporando poco a poco a tu repertorio mental y te va a hacer mejorar como escaladora.

Ejercicio para escaladores analíticos

Si por el contrario tienes una tendencia analítica, esto te puede costar un poquito más. De forma natural ya eres eficiente encontrando reposos y planificando secuencias, sin embargo, hay que empezar a darle velocidad y fluidez a tu escalada. Para eso, empieza en las vías o bloques de calentamiento, como en cualquier ejercicio de técnica. Conscientemente planifica dónde vas a reposar y escala deliberadamente rápido y continuo entre los reposos. Seguro que te resulta incómodo y escalas quizás de forma torpe, genial! eso es señal de que tienes mucho que ganar con el ejercicio. Utilízalo cada vez que calientes o hagas vías fáciles. Poco a poco irás escalando cada vez más rápido y llegará un momento que lo incorporarás también a las secciones duras sin darte cuenta. Ni te imaginas las ganancias que puedes obtener al escalar de forma rápida y fluida las secciones duras… Vías que te resultaban duras van a pasar a ser fáciles, porque pasarás volando sobre los pasos clave. Además cuando consigues implementar una escalada fluida, la sensación escalando es una auténtica maravilla, así que a qué esperas!

Para terminar te dejo una reflexión de Illgner:

“Todos tendemos a resistirnos al estrés. Para empezar a superar esta tendencia, admite que el estrés es un aspecto normal y deseable de la escalada. Acéptalo no sólo filosóficamente, sino en la práctica. Cuando encuentres una situación estresante escalando, acepta el estrés y explora sus detalles. Aceptar el estrés te ayudará a ver la situación tal y como es, y así evitar los trucos y distracciones de tu mente en busca de confort”.

Si te ha gustado por favor suscríbete, me puedes encontrar en Ivoox, Itunes, Spotify y en Youtube y por supuesto en rockandjoy.com, comparte y deja un comentario, estaré encantado de responderte.

El mundo es tu rocódromo, sal ahí fuera y disfrútalo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Únete a esta gran aventura, te enseñaré a escalar de forma que disfrutes de la roca como nunca lo has hecho.

He leído y acepto las condiciones de privacidad

¡Llévate además de regalo la guía Imprescindibles en tu mochila!

Dejar un comentario