Episodio 22 Aprende a montar y desmontar una reunión de forma segura

Reuniones en escalada deportiva de un solo largo

En este episodio quiero tratar un tema que ha sido recurrente en los emailes que me habéis ido mandando con sugerencias para el podcast, las reuniones en escalada deportiva.

Principios de redundancia y de tensión

Lo primero y más importante que quiero que quede claro es el principio de redundancia. En cualquier maniobra de seguridad en escalada contamos con el principio de redundancia como base para minimizar los riesgos ya sea por fallo humano, o por fallo de material, roca etc.
¿A qué me refiero con redundancia? Es sencillo, a implementar siempre más de un elemento en la cadena de seguridad que cumpla la misma función, para que si fallara uno tener el otro al menos.
El segundo principio que tienes que tener claro cuando trabajes en una reunión, es que hagas lo que hagas, debes de permanecer sentado sobre tu arnés, con tu cabo de anclaje en tensión, y siempre asegurarte de que tu peso ha cambiado de tu vaga a la cuerda totalmente y la vaga queda libre de tensión antes de quitarla de la reunión… ¿Bastante obvio no?

¿Cómo hacerlo todo mal?

Qué mejor que una historia para que entiendas lo que hay que hacer, o más bien lo que no hay que hacer en este caso. Esta historia es personal y verídica, y aunque me dé un poco de vergüenza, si te sirve para aprender algo, me aventuro a contártela.

Cuando llevaba sólo unos meses escalando, yo estaba frito por aprender nuevas técnicas, nuevos materiales, y en concreto por ir a escalar vías de varios largos. Había leído que el momento más crítico en una vía de varios largos era el rápel y que era muy conveniente asegurar el rápel con un bloqueador, ya fuera un nudo tipo Machard o un aparato tipo Shunt. Un bloqueador es un mecanismo que se desliza por la cuerda solo en una dirección y bloquea la contraria, y en el caso del rapel te permite bajar solo cuando lo accionas y bloquea la cuerda cuando lo sueltas. Pues el caso es que compré un bloqueador Shunt y un cordino para nudo Machard y me dispuse a aprender a usarlos en una vía de deportiva, antes de meterme en largos. ¿Hasta ahí todo bien no? Bien, pues fui a mi escuela local con una amiga y decidí probar el shunt rapelando desde una vía cortita de deportiva que nunca había hecho. La vía en cuestión era bastante antigua y la equipación dejaba bastante que desear. Cuando llegué a la reunión, que estaba en un paño bastante desplomado, me encontré con una instalación compuesta por dos cáncamos sin unión entre sí, uno de los cuales estaba oxidado y bastante suelto.

Cáncamo en equipación de escalada (No es muy usual)
Nudo Machard
Bloqueador Shunt de Petzl

Este era por supuesto el momento para decidir hacer mis prácticas en un lugar más seguro, pero no fue así. Decidí que el cáncamo oxidado y suelto no me gustaba y que iba a instalar mi rápel de un solo punto, del cáncamo en buen estado. Me anclé con mi vaga, me senté casi en el aire, ya que había mucho desplome y me dispuse a pasar la cuerda por el cáncamo hasta su punto central. Para mi horror, cuando llevaba casi toda la cuerda pasada me di cuenta de que la cuerda estaba rozando con el mosquetón de anclaje de mi vaga y había desenroscado el seguro y abierto el gatillo. Ahí estaba yo, colgado en un desplome a 20 metros sobre el suelo sobre un solo punto, de fiabilidad dudosa, con un mosquetón abierto, y sin ningún otro sistema redundante que evitara un desastre si mi mosquetón, vaga, o el cáncamo fallara.

Lecciones de mis errores

En ese momento me dí cuenta de lo imbécil que había sido, y aprendí a hierro unas cuantas lecciones sobre la redundancia en los sistemas de seguridad. Por suerte, y porque el resto de la maniobra estaba bien realizada bajé al suelo sin más.

Voy a analizar las grandes cagadas que cometí aquí, y lo que hice bien también, para que entiendas los dos principios perfectamente.

  1. Cuando llegué a la reunión, viendo que su integridad era dudosa, lo último que debería haber hecho es intentar una maniobra nueva para mí. Lo lógico hubiera sido descender y pedir consejo a un escalador más experimentado y desmontar la reunión de una forma normal.
  2. El segundo error es no usar el cáncamo dudoso como segundo punto de anclaje. Una chapa, aunque esté bailando sobre el bolt, sigue cumpliendo su función, y normalmente sigue siendo segura; y aunque no lo fuera, es preferible un seguro bueno y uno regular que solo un seguro bueno. Este es el primer error importante sobre el principio de redundancia, anclarme solamente a un solo punto para desmontar sobre ese solo punto.
  3. Este es el error más grave, es decidir rapelar aquí en vez de desmontar la reunión. De haber desmontado la reunión simplemente, aun si hubiera ocurrido un accidente en la reunión, las cintas que había debajo sirven para detener la caída, sin mayor consecuencia que un susto. Sin embargo, al decidir rapelar, en este caso violé totalmente el principio de redundancia y me consagré totalmente a un solo punto, con un solo anclaje, sin ningún tipo de backup que evitara un error humano o en la instalación. En cuanto a que se me abriera el mosquetón, por supuesto que hay formas de evitarlo, pero no lo considero un error aisladamente, sino algo que puede pasar cuando estamos jalando la cuerda sin darnos cuenta.

Por suerte sí que hice algo bien, y es realizar toda la maniobra sentado en mi arnés, con la tensión en la vaga de anclaje en todo momento; y esto hizo que aun con el mosquetón abierto no me moviera ni se saliera el mosquetón del cáncamo.

 

Reunión deportiva con dos cintas express contrapeadas

Montaje de reuniones

¿Qué haces cuando vas escalando de primero y tienes que montar una reunión para que escale un amigo en top rope?

Usar el principio de redundancia, deja dos cintas expres contrapeadas (es decir, mirando en direcciones opuestas) en los dos puntos de anclaje de la reunión, y a ser posible con el mosquetón de abajo a la misma altura y pasa tu cuerda por ambas. De esta forma, si por una fatalidad un parabolt o una cinta fallara siempre tendrás la otra como refuerzo.

¿Y si llegas a la reunión y te vas a bajar al suelo para volver a escalar de primero?

Lo más seguro es hacer lo mismo, descolgarte de ambos puntos con sendas cintas. Sin embargo, este caso es más seguro que el top rope al tener todas las cintas de la vía por debajo y ya existir redundancia en el sistema. Si yo encuentro una reunión que ya tiene una cadena entre ambas chapas (decimos que la reunión está ecualizada entonces) suelo bajarme solo de una cinta exprés, y si no están ecualizadas con cadena, de dos. En cualquier caso, poner dos nunca está de más y es un buen hábito a coger

Desmontar una reunión deportiva

Esto es sencillo de contar y de entender, sin embargo el momento de desmontar una reunión es más delicado y conlleva una serie de pasos que son difíciles de contar en este formato. Para darle un poco más de complejidad, dependiendo de la reunión desmontarás de una manera u otra, con lo cual es mucho mejor aprender esto en persona con un escalador experimentado que te enseñe.

Aun así te explico la mecánica, teniendo en cuenta el principio de redundancia y el de tensión en la cuerda.

Proceso de desmontaje de una reunión

  1. Anclarte a la reunión en dos puntos independientes
  2. Sentarte en las vagas de anclaje de forma cómoda y no moverte
  3. Efectuar un segundo nudo, ya pasado por la reunión, de forma que tengas redundancia en todo momento
  4. Desencordarte de tu nudo principal
  5. Pedirle a tu compañero que te pille
  6. Cambiar tu peso a la cuerda, sentarte en la cuerda en tensión y observar como la vaga pierde tensión
  7. Desanclarte de la vaga y descender

Por desgracia, este método no es válido cuando la argolla o el químico desde el que vas a desmontar la reunión es muy pequeño, en este caso habría que realizar una maniobra extra para asegurar la redundancia. Si te interesa aprenderlo escríbeme y hago otro vídeo para que lo veas.

Si te ha gustado por favor suscríbete, me puedes encontrar en Ivoox, Itunes, Spotify y en Youtube y por supuesto en rockandjoy.com, comparte y deja un comentario, estaré encantado de responderte.

El mundo es tu rocódromo, sal ahí fuera y disfrútalo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Únete a esta gran aventura, te enseñaré a escalar de forma que disfrutes de la roca como nunca lo has hecho.

He leído y acepto las condiciones de privacidad

¡Llévate además de regalo la guía Imprescindibles en tu mochila!

Dejar un comentario