fbpx

Podcast

Encorda2 Rock and Joy

Episodio 66 Accidentes de escalada y grupos de rescate en montaña con Pedro Partal (Encorda2)

Accidentes de escalada y grupos de rescate en montaña con Pedro Partal (Encorda2)

Pedro Partal es miembro de los grupos de rescate en montaña de la Guardia Civil desde 1989. Con su blog y canal se ha convertido en un referente de la seguridad en montaña en todos sus ámbitos

Suscríbete en

“En escalada deportiva abunda el accidente por escalar con cuerdas cortas para la vía. Se evitarían muchos accidentes limitando las vías de principiantes a 30 m.”

Otros episodios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Únete a esta gran aventura, te enseñaré a escalar de forma que disfrutes de la roca como nunca lo has hecho.

Acepto recibir correos de Rock&Joy

¡Llévate además de regalo la guía Miedo a volar y 14 claves para superarlo

He leído y acepto las condiciones de privacidad

rock and joy tecnica

Episodio 65 Fundamentos de la técnica de escalada (Temporada 1 – Técnica)

Temporada 1 - Fundamentos de la técnica de escalada

Suscríbete en

¿En qué consiste la escalada en roca?

En esencia te enfrentas al desafío de subir por un muro usando tus manos y pies en la textura de la roca para llegar a un punto arbitrario. El reto es descifrar el puzzle, la secuencia perfecta de movimientos que te permite subir a pesar de la dificultad.

Si observas a una escaladora avanzada, te darás cuenta de que sus movimientos son suaves y fluidos, a la vez que decididos y confiados. Parece que sube casi sin esfuerzo y que es capaz de relajarse entre movimientos. En definitiva, ha perfeccionado los fundamentos de la técnica de escalada obteniendo un movimiento eficiente que hace que parezca fácil. Y sin embargo, obtener una gran técnica no es fruto de la casualidad, sino que parte de la decisión consciente de mejorar la técnica día a día, año a año…

A diferencia de otros deportes que se practican con unas condiciones reglamentadas y que permiten una especialización gestual extrema, la escalada es una actividad amplísima. Cada tipo de roca, cada agarre, cada ángulo, cada vía, tendrá unas características distintas y te propone retos únicos. Escalar un techo de 90º parece una actividad completamente distinta a subirte por una placa tumbada sin apenas canto ni textura para agarrarte. 

¿Cómo puedes establecer unas bases que te sirvan en todas las circunstancias?

A pesar de esta enorme variabilidad, sí que existen grandes fundamentos que te sirven en cualquier circunstancia, podrían categorizarse un montón de ellos, pero yo voy a intentar resumirlos en 4, aun a riesgo de resultar simplista.

dos pies apoyados

1. Colocación de los pies precisa. Los pies soportan el peso de tu cuerpo

Es obvio que las piernas son mucho más fuertes que los brazos, y salvo que seas un artista de circo, tu cuerpo está más que acostumbrado a sostener su peso sobre las piernas y no sobre los brazos. Es entonces igual de evidente que en la escalada las piernas deben de hacer la mayor parte del trabajo. La única excepción a esta regla serían los techos, en los que se reparte el trabajo entre el tren superior y el inferior de una forma más equitativa, pero aun en ellos, poder usar los pies de la forma más efectiva es la clave para la progresión.

 Una colocación de pies precisa requiere posicionar el pie de gato en la mejor parte de cada apoyo. Como los ojos están más lejos de los pies que de las manos, el nivel de atención que requiere un buen apoyo de los pies es mayor que en las manos. Además, como con los pies de gato no tienes tanta sensibilidad como con la piel, es muy normal no colocar el gato de forma perfecta. Por eso, desarrollar una colocación de pies impecable requiere mucha atención y constancia.

El otro factor clave sobre la buena técnica de pies es saber alinear tu centro de gravedad de forma que el peso se cargue de forma óptima sobre los pies. Esto se obtendrá de forma distinta según el ángulo y tipo de movimiento. La idea es que no solo basta con colocar el pie de forma precisa y silenciosa en la presa, sino utilizar tu cuerpo para cargar el apoyo de forma efectiva. La eficiencia en el movimiento se obtiene cuando tu vector de masas es perpendicular a la roca y se sitúa dentro de tu área de apoyo (polígono que forman tus extremidades en la roca). En placas tumbadas y verticales esto es posible y deseable. Sin embargo en terreno desplomado no se puede colocar el peso totalmente sobre los pies y se necesita de la combinación del canto externo del gato con la torsión del tronco para acercar tu centro de gravedad a la pared.

De cualquier modo, la clave es tener claro que los pies juegan un papel más importante que las manos escalando, y por tanto durante la escalada deberías prestar más atención a la colocación precisa de pies que te permita moverte bien que al canto al que quieres llegar.

rock and joy tecnica
Bloqueo profundo de un brazo para llegar a un canto lejano

 2. Las manos agarran suavemente las presas. Los brazos van estirados la mayor parte del tiempo

Cuando empiezas a escalar, la ansiedad y el miedo a volar te hacen inconscientemente agarrar las presas más fuerte de lo que necesitas. Esto provoca que se te hinche (comúnmente “pete”) el antebrazo, y te fatigues rápidamente, haciendo que te caigas o tengas que descansar en la cuerda.

Sin embargo, puedes de forma consciente revertir esta tendencia a aplicar mucha fuerza a los cantos. Para esto tienes que practicar este pilar fundamental de la gestualidad de escalada a diario. La técnica consiste en aplicar la mínima fuerza necesaria para mantenerte en contacto con la pared y no desperdiciar nada más de energía. Y esto no solo se consigue apretando poco la mano, sino pensando conscientemente cuál es la mejor posición, el mejor agarre de la presa. En muchas ocasiones, el mejor agarre no es encima de la presa, sino al lado o debajo, dependiendo de la colocación de tus pies.

Además, si escalas todo lo que puedas con los brazos estirados, transmites más tensión al sistema óseo y liberas de tensión al muscular, consiguiendo un mayor ahorro energético.

Evidentemente, habrá presas que tengas que agarrar muy fuerte para no caerte, y ocasiones en las que necesites un bloqueo en el codo y el hombro para progresar. La clave aquí es avanzar rápidamente en esos instantes hasta encontrar otra posición en la que los pies carguen el peso y los brazos se estiren y relajen lo máximo que puedan.

En resumen, intentar escalar lo máximo posible con brazos estirados y el peso en los pies, y agarrar las presas por el lugar más eficiente usando la mínima fuerza que te permite seguir en contacto con la pared. Suena fácil, pero ni mucho menos lo es, sobre todo cuando estás empezando… 

3. Movimiento estable y equilibrado

En escalada normalmente la fuerza en los pies no será equitativa. Es decir, existirá un pie dominante que reciba la mayor parte de nuestro peso, y el otro pie de equilibrio que buscará una posición óptima para equilibrar el cuerpo aunque cargue poco peso. En general, la mayor estabilidad en un movimiento se da cuando actúa el pie dominante de forma conjunta con la mano opuesta. Al crear un eje diagonal se genera estabilidad, y se liberan la mano y pie opuestos para moverse. 
Si se utiliza el eje vertical entre el pie de apoyo y la mano del mismo lado (ej. mano derecha-pie derecho), al soltar la otra mano (izquierda) se genera una rotación (decimos que “se abre la puerta”) y el movimiento es mucho más costoso. En ocasiones no nos quedará más remedio que con la tensión de nuestro tronco aguantar esta rotación (“aguantar la puerta”) pero siempre que puedas, es mucho más eficiente buscar pares opuestos de pie-mano para estabilizarte.
Más allá de esta regla que tiene una gran aplicación existen muchísimas formas de equilibrar el cuerpo con técnicas concretas como talonajes, rodillas, bicicletas, banderas y largo etcétera. 

Una de las grandes diferencias técnicas entre los escaladores avanzados y los más principiantes es el órden en la búsqueda de equilibrio. ¿y a qué me refiero con esto?

Rock and Joy Nowra
El par estable pie derecho mano izquierda permiten el avance de la mano derecha a la bandeja alta

Si te fijas en un principiante escalando, tendrá normalmente su foco en las manos, y su patrón será mover una mano para alcanzar un canto que le pondrá en desequilibrio, entonces reequilibra el cuerpo moviendo los pies, y vuelve a buscar la siguiente presa de manos. Sin embargo esta manera de proceder es tremendamente ineficiente. Al desquilibrarte cuando alcanzas la presa objetivo cargas mucho peso en tus brazos y tienes que ejercer mucha tensión en tu tronco para volver a encontrar unos pies que te equilibren.

El paradigma de una escalada fluida y equilibrada es el contrario, la anticipación. Una escaladora avanzada busca qué pies y posición corporal le van a hacer alcanzar la presa con equilibrio y primero los usa para llegar suavemente a la presa objetivo. Es una pequeña distinción, un pequeño cambio de orden con unas consecuencias drásticas.

4. Eficiencia y economía del movimiento

Por último quiero hablar de quizá el fundamento más importante, que engloba a los otros 3. La economía en el movimiento es la clave de la técnica de escalada. Está en la propia definición de técnica de escalada. A diferencia del bloque o boulder, la escalada deportiva no es un deporte de fuerza máxima, sino más bien de fuerza-resistencia. Con esto quiero decir que el mejor escalador no es el que sube más rápido, ni en menos movimientos, sino el que menos energía emplea en subir. 

Normalmente la limitación al escalar no radica en ejecutar los movimientos de forma aislada, sino el poder enlazar y “encadenar” toda la secuencia de estos. Por eso es tan importante escalar de forma eficiente, tanto los movimientos fáciles como los difíciles. Vas a necesitar todo tu tanque de energía en una vía dura, la mejor técnica es la que economiza tu energía al máximo, la que te deja gasolina cuando tienes que apretar en un bloque después de 30 m.

Una técnica eficiente se adapta a la roca y a tus cualidades físicas y morfológicas, utiliza movimientos lentos, controlados y precisos cuando lo requiere y dinámicos explosivos en otras ocasiones. Utiliza y cambia el ritmo cuando hace falta, aprovecha los reposos para bajar las pulsaciones y la respiración para oxigenar los antebrazos de forma constante.

Este debería ser tu foco por encima de cualquier otra cosa cuando escalas, ser capaz de subir sí, pero hacerlo de la forma más fácil posible, más eficiente, más elegante… Ser capaz de moverte como un perezoso en una sección de micro pies precisa y de llegar a un bombe y tirarte en dinámico a un cazo, de aprovechar tus características y no esforzarte un mínimo más de lo que necesitas y así, de disfrutar del movimiento exquisito

Otros episodios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Únete a esta gran aventura, te enseñaré a escalar de forma que disfrutes de la roca como nunca lo has hecho.

Acepto recibir correos de Rock&Joy

¡Llévate además de regalo la guía Miedo a volar y 14 claves para superarlo

He leído y acepto las condiciones de privacidad

Rock and Joy diabetes

Episodio 64 Cómo disfrutar de la escalada y la montaña siendo diabético

Cómo disfrutar de la montaña y escalada siendo diabético

Fernando Gálvez es un experimentado montañero y escalador granadino que lleva 23 años conviviendo con la diabetes tipo 1

Suscríbete en

“Los sueños no tienen cimas, sólo tienes que creértelo y luchar por él”

Recursos

Aprendizajes clave de la entrevista

  • La diabetes tipo 1 afecta a 1 de cada 20 personas
  • Con unas pocas precauciones y midiendote cualquier diabético puede realizar actividades físicas como la escalada o el alpinismo
  • Como en muchas otras ocasiones, el factor diferenciador es la motivación

Otros episodios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Únete a esta gran aventura, te enseñaré a escalar de forma que disfrutes de la roca como nunca lo has hecho.

Acepto recibir correos de Rock&Joy

¡Llévate además de regalo la guía Miedo a volar y 14 claves para superarlo

He leído y acepto las condiciones de privacidad

Tecnica de escalada

Episodio 63 Técnica de escalada (Temporada 1 – Técnica)

Temporada 1 - Técnica de escalada

Suscríbete en

¿Qué es la técnica de escalada?

Según el diccionario de la RAE técnica es “la Habilidad para ejecutar cualquier cosa, o para conseguir algo.”

En el contexto de la escalada, en el que lo que queremos conseguir es movernos sobre la roca y alcanzar la cadena, técnica es “la capacidad de alcanzar una cierta presa o el top de una vía con la máxima eficiencia energética”

“Técnica es la multiplicación del número de movimientos por la calidad de la atención que le prestas a los mismos” Dave MacLeod

La técnica para llegar a lo alto estará compuesta de técnicas discretas como un talonaje, rotación de caderas, una bandera, un mantel, un dinámico etc… y series unidas de estas, que habrás de practicar, ya que la unión de varias gestualidades constituye una técnica en sí misma.
Entonces podríamos definir la técnica de escalada como “el conjunto de habilidades y gestualidades necesarios para moverse por la roca de forma eficiente”

Importancia de la técnica de escalada

 

Dado que la esencia de la escalada es moverse sobre la roca, la técnica de escalada debería ser el factor fundamental sobre el que focalizar tus esfuerzos.

Sin embargo, estarás saturado de información sobre cómo incrementar tu fuerza, seguramente dediques mucho tiempo y esfuerzo a entrenar tu fuerza y resistencia en un roco… Y corrígeme si me equivoco, del tiempo que pasas entrenando o escalando, muy poco o casi nada lo pasas mejorando un aspecto tan fundamental como la gestualidad o técnica de escalada. Entrenadores como Eric Horst predican que la escalada es un deporte fundamentalmente técnico, escaladores como Adam Ondra no se cansan de repetir la importancia de la gestualidad, en especial hasta que esta no se domina… Y en esto pueden pasar muchos años

Rock and Joy Cacin
Gesto técnico. Movimiento dinámico

Seguro que conoces a escaladores que son capaces de hacer 25 dominadas, que suben por la campus como un cohete, pero que luego en la roca no son capaces de expresar ese potencial y escalan vías muy por debajo de la forma física que aparentan. O el caso contrario, y más deseable, ese chaval delgadito que no impresiona a nadie con sus bloques pero que en roca parece que no lo despega ni una palanca, que parece que sube sin esfuerzo. Estos son ejemplos de cómo una buena gestualidad te puede hacer muy buen escalador y alcanzar tu potencial físico, y que por muy fuerte que estés, sin una técnica de escalada adecuada, nunca llegarás a mejorar por completo. Es más, tus esfuerzos por ponerte más fuerte no se verán reflejados en tu escalada.
Además, a diferencia de la fuerza y la resistencia que estarán limitadas por condicionantes genéticos, la técnica siempre puede refinarse. Da igual cuál sea tu nivel físico ahora mismo, seas un principiante o Iker Pou, si mejoras tu gestualidad y eficiencia, mejoras tu escalada. Mejorar la técnica puede significar muchas cosas distintas, desde escalar de manera eficiente, a moverte de forma fluida y elegante, a encontrar el siempre buscado estado de flow en el que ejecutas de forma sincronizada tu danza vertical con total concentración…

Invertir tiempo en mejorar tu técnica es siempre una opción adecuada, y más si cabe si no tienes tiempo para entrenar de una forma regular. Mejorar tus capacidades físicas con poca consistencia es como intentar llenar de agua un embudo, tienes que seguir echando y echando para mantener el nivel y si quieres mejorar, tienes que echar más rápido… Sin embargo la técnica no depende tanto del tiempo y la consistencia. Puedes practicar más o menos dependiendo de tus circunstancias personales, que los patrones de movimiento se engranan en tu mente y siguen estando ahí cuando vuelves a escalar más adelante.

Gesto técnico, bloqueo profundo

Además, tus patrones de movimiento tienen una influencia determinante en tus posibilidades de lesionarte. En muchas ocasiones las lesiones recurrentes pueden resolverse cambiando ciertos gestos que repites una y otra vez sin darte cuenta.

Imagínate la técnica como la llave para usar más y más tus grandes cuádriceps, que están perfectamente diseñados para soportar tu peso frente al entrenamiento físico de tus antebrazos, pequeños, con mucho potencial para lesiones por sobrecarga. Y con esto no digo que no debas entrenarlos, sino que quizás puedas replantear tus prioridades, y quizás estas te lleven a una mejora más saludable de tu escalada.

¿Por qué no aprendes técnica?

Diría que la razón número 1 son tus creencias… Hace 5 meses conseguí encadenar lo que podría considerarse una meta mayor en mi carrera como escalador, una fresca tarde de final de verano chapaba la cadena de mi primer 8a, los gritos de emoción se escuchaban por toda la pared del cañón calizo de los vados. Sin embargo, si 3 años antes, cuando vivía en Sydney trabajando 70 horas a la semana me lo hubiera planteado, me habría resultado altamente improbable.

Y si me lo decían hace 8 años cuando recién me habían diagnosticado artrosis de columna y escalar un 6b era toda una odisea te hubiera dicho claramente que era imposible…

Y sin embargo, habiendo subestimado mis posibilidades en el pasado de forma reiterativa, lo que me depare el futuro está todavía por ver. Me inspira rodearme de personas como Manolo (lo puedes conocer en los episodios 32 y 33) para darme cuenta de que la historia que nos contamos y la realidad son conceptos muy distintos.

El cambio es algo incómodo, hacer cosas de forma distinta también lo és. Cuando les propongo a mis clientes pasarse la mitad del entrenamiento haciendo rompecabezas técnicos en un autobelay o en travesías fáciles les resulta difícil creer que esto les va a ayudar, y sin embargo siempre acaban asombrados de las mejoras. Así que evitar hacer las cosas de forma distinta al resto, exponerte a fallar en habilidades nuevas y parecer torpe o raro son razones por las que puedes dejar atrás tu técnica de escalada…

El otro motivo principal es la consciencia… ¿y a qué me refiero con eso? Cuando en tu proyecto de forma repetida te caes entre la 7 y la octava chapa con los brazos empopeyados y las manos abriéndose, lo obvio sería pensar que si los antebrazos estuvieran más fuertes y se recuperaran mejor escalarías mejor ¿No? Y así empiezas a entrenar y si haces las cosas bien, es posible que ganes esa fuerza que ansiabas…

Sin embargo también es muy posible o casi seguro que hayas obviado otros factores en tu análisis. El feedback más sutil que subyace en un conocimiento alto de tu postura, de tu propiocepción. Como piensas, te mueves y respiras durante tu pegue tiene una influencia radical en tu resultado, a veces mucho mayor que la fuerza y resistencia de tu antebrazo. Y con esto quiero decirte que de forma generalizada es muy sencillo darte cuenta de dónde están tus límites físicos, y sin embargo requiere mucha más introspección y sutileza darte cuenta de dónde estás técnicamente hablando.

¿Cómo se aprende la técnica?

¿Alguna vez te has subido a una vía dura pensando, voy a focalizarme en escalar con una técnica perfecta? Seguro que sí, y seguro que como todos , a los dos minutos estabas escalando peor que de costumbre, de forma torpe y petándote los antebrazos de lo lindo; frustrante no?. Esto pasa porque el pensamiento consciente hace que te muevas de forma más lenta, haciendo que se te cansen los brazos rápido. Además al ocupar tu atención en la técnica y no en la estrategia para escalar la vía cometes errores estúpidos, te estabas concentrando más que nunca y te escalas peor de lo normal. Fantástico!

Técnica de diedro

A mi me ha pasado también. El problema es que la técnica de calidad, es por necesidad automática. La mayoría de las decisiones técnicas las desarrollas de forma subconsciente. En una secuencia de escalada hay demasiadas decisiones que realizar de forma rápida que cuando interfieres con tu razonamiento, las entorpeces, tomando decisiones demasiado lentas y pierdes la coordinación.
La mente consciente sólo tiene espacio para poner atención a unas pocas decisiones y movimientos a la vez, y es mejor reservarlo para la estrategia que vas a seguir y para mantenerte tranquilo. 

Vaya Migue, entonces qué? ¿Cómo entreno algo que luego tiene que venir de forma automática?

Pues no es nada complicado ni oculto, la técnica hay que trabajarla en vías o bloques muy fáciles, en las que tienes mucho espacio para pensar y procesar la información propioceptiva y sensorial que te llega. La verdadera clave es usar las vías o bloques de calentamiento para esto. 

¿Qué haces cuando calientas? ¿Te subes a una vía fácil mientras hablas con tu compañero de cordada del sentido de la vida o vas recordando la de papeles que te esperan en el curro mañana?

Imagina si usaras todas y cada una de las vías de calentamiento para refinar tu técnica, ¿no serías un escalador mucho mejor a lo largo del tiempo? También puedes ponerte a hacer vías fáciles o bloques de forma consciente para aprender técnica, pero para mí el calentamiento es clave, ya que siempre voy a hacer y me aseguro así de que no dejo atrás mi entrenamiento de calidad de movimiento. Además así tendrás un aliciente para no ponerte a calentar en vías duras, y tu musculatura te lo agradecerá.

 

Sin embargo, practicar vías duras también es importante, es donde vas a poner en práctica lo aprendido de una forma subconsciente, y donde vas a realmente fijar esos gestos nuevos o refinados. La diferencia es que cuando estés aprendiendo técnica, tienes que poner toda tu atención en la misma para mejorar, y cuando estés aplicando la técnica en vías duras, tienes que concentrarte en escalar, respirar y disfrutar, dejando que la técnica venga sola.

Otros episodios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Únete a esta gran aventura, te enseñaré a escalar de forma que disfrutes de la roca como nunca lo has hecho.

Acepto recibir correos de Rock&Joy

¡Llévate además de regalo la guía Miedo a volar y 14 claves para superarlo

He leído y acepto las condiciones de privacidad

Rock and Joy

Episodio 62 Cuidados de la piel para escalada

Cuidados de la piel para escalada

Suscríbete en

El episodio está patrocinado por Climbskin, que sortea un welcome pack de cuidado de la piel valorado en 40€. Entra en rockandjoy.com/sorteo  y no te lo pierdas.

¿Cómo de importante es para ti la piel de tus manos?

 

Puede que si llevas poco tiempo escalando sea algo en lo que aún no has reparado… Pero en el momento en el que te salta un callo… En el momento en que se te gastan las yemas y tiemblas solo de pensar en arquearle a una regleta… Entonces sí empiezas a darte cuenta de su importancia.

 Si no estás empotrando o haciendo algo raro, solo tendrás en contacto con la roca tus pies y tus manos. Seguro que has dedicado un montón de tiempo a buscar qué pie de gato te va bien, y habrás experimentado que con las gomas nuevas y la estructura intacta hay un mundo de diferencia. Inviertes tiempo y dinero en llevar una suela de 3 mm en buenas condiciones en los pies… 

¿Pero y las manos?

¿Inviertes el mismo tiempo en cuidar las pocas micras de piel que separan la roca de tus tejidos, ligamentos, huesos y tendones?

 Seguro que has visto en vídeo a los referentes del alto rendimiento tratar su piel con un detalle obsesivo, y es que por muy fuerte que estés, por muy bien que hayas planificado tu entrenamiento, por afilada que esté tu mente y a prueba de bombas tu motivación… Un simple corte en una yema o un callo levantado tienen el potencial de arruinarte el viaje o el pegue de encadene.

 Espero haberte convencido de la importancia que tiene esa fina y elástica capa en tu escalada. Ahora la pregunta es la siguiente ¿Cómo es una piel perfecta para escalar?

 Es posible que te lo hayas preguntado alguna vez, puede que alguna vez hayas notado que con grandes callos escalas mejor y en otras ocasiones que con una piel más fina tienes más precisión. Es cierto que cada tipo de roca y escalada demandará más o menos de tu piel en según que zonas, y más cierto aún que no es lo mismo escalar en el trópico donde es casi imposible secar tus manos que en Granada…

Pero al final lo que quieres es una piel gruesa, con callo sí, pero flexible y sano.

Rock and Joy

¿Y cómo consigo tener una piel así?

La parte de conseguir una piel gruesa, un callo… es la más fácil, solo tienes que escalar. La piel es el órgano que más rápido se adapta a las demandas externas… En solo unas pocas sesiones desarrollarás un callo protector específico del tipo de escalada que estés haciendo. Dedica una semana a escalar placas verticales y se te endurecerán las yemas. Pásate unos días escalando chorreras, y tras el ardor inicial empezarás a tener callos en todas las almohadillas y las palmas más gruesas. Magia! Es tu cuerpo trabajando para tu escalada.

Así que lo difícil no es esto, lo difícil es la parte de que este callo sea flexible, esté sano y no tenga irregularidades.

Si dejas crecer tus callos sin control, lo más normal es que creen bordes o pequeñas rebabas que se enganchan en la textura de la roca. Si a esto le sumas una piel excesivamente seca y dura, tienes la combinación perfecta para arrancarte el callo en un movimiento dinámico.

Para evitar esto, y para evitar también que el callo sea tan grueso que te haga perder sensibilidad conviene mantenerlos a ralla y controlar su grosor. Además de los callos, muchas otras partes de tu piel han podido sufrir pequeños desgarros o cortes mientras escalas, y de no hacer nada, serán los puntos en los que se te abran heridas más grandes en la próxima sesión.

Con todo esto claro llego al quid de la cuestión:

Click para entrar en el sorteo de este paquete

¿Qué hago para tener la piel lista para la escalada?

Lo primero es usar un magnesio acorde a tu tipo de piel. Si tienes la piel muy seca evita magnesios con óxido y líquidos (con alcohol) que te la van a resecar mucho más. Sin embargo si tienes la piel grasa, precísamente estos dos van a ser tus grandes aliados. 
Y ahora vamos con lo que pasa tras la sesión de roca. Te bajas de la última vía y tus manos son un poema, una mezcla blanca de magnesio, negra del aluminio que te deja la cuerda, llena de irregularidades y con algún corte o levantamiento.

Ahora precisamente con la piel seca y dura es el momento de sacar tus herramientas. Estas son una lima o lija, tijeras o cortauñas y un cortacutículas si quieres hilar muy fino.

El objetivo es eliminar todos los pequeños pellejitos que hayan podido despegarse e igualar las zonas alrededor de pequeños cortes y durezas. En definitiva, dejar la superficie lo más pareja posible, sin puntos que puedan engancharse. Haz esto antes de lavar e hidratar para no pasarte, lijar la piel seca y muerta es muy fácil, pero recién hidratada podrías hacerte un destrozo con la lija sin darte cuenta.

Hecho esto, lávate bien y quítate el magnesio para comenzar la recuperación. 

Con las manos arregladas, limpias y secas, aplícate una crema cicatrizante en las heridas e hidratante en los dedos y callos. Tienes específicas de escalada que lo hacen todo en uno como la de climbskin y otras muchas… o puedes recurrir a las del supermercado y farmacia. Lo importante realmente es igualar al máximo las capas de piel alrededor de los cortes, callos y heridas e hidratarlos correctamente.

¿Y qué pasa si me hago un corte o levanto un callo escalando?

Pues es lo más normal del mundo, aunque sea lo que quieres prevenir con todos estos cuidados. En este caso hay que detener la hemorragia si la hay y si quieres seguir escalando cúbrete la herida con esparadrapo para terminar la sesión. Para vendarte las yemas lo harás desde la punta hacia la mano con una tira fina de esparadrapo y con atención a pasar el primer nudillo, sino es muy fácil que se caiga. La maestría está en ponerlo fuerte pero no cortar la circulación, te toca experimentar.

Y cuando has terminado te toca lo mismo que antes, corta toda la piel que se haya desprendido, iguala los bordes de la herida lo máximo que puedas, lava con agua y jabón abundante, seca y luego aplica cicatrizante. Mi consejo es que la dejes al aire salvo que vayas a trabajar con las manos, ya que cubiertas con una gasa y super hidratadas la recuperación es mucho más lenta.

¿Y antes de escalar?

Normalmente no haría nada, desde luego no hidratar la piel en exceso. Pero si tienes la piel seca y tienes cremas no grasas como Climbskin u otras podrías aplicarlas una hora antes de la sesión para asegurarte de que está elástica y así evitar cortes y desgarros.

Cuidarte la piel no es una cuestión de hacer más o menos grado, es un pequeño hábito… 5 minutos después de cada día que escalas y puede tener una diferencia notable a largo plazo. Además del gusto que vas a darle a tu pareja al no tener la mano llena de pinchitos!

Recursos

Otros episodios

Tecnica de escalada

Técnica de escalada

Técnica de escalada En este artículo aprenderás qué es la técnica de escalada, por qué es tan importante, y qué de qué factores fundamentales se

Al episodio >>
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Únete a esta gran aventura, te enseñaré a escalar de forma que disfrutes de la roca como nunca lo has hecho.

Acepto recibir correos de Rock&Joy

¡Llévate además de regalo la guía Miedo a volar y 14 claves para superarlo

He leído y acepto las condiciones de privacidad

ROck and Joy Klemen Becan

Episodio 61 La mayoría de escaladores tienen fuerza suficiente para encadenar sus proyectos. Klemen Becan parte 2 de 2

La mayoría de escaladores tienen suficiente fuerza para encadenar sus proyectos

Klemen Becan es un escalador profesional esloveno con 8c+ a vista y 3 9a+ en su currículum

Suscríbete en

“La mayoría de escaladores fallan en los mismos aspectos, la técnica y la cabeza”

Recursos

Aprendizajes clave de la entrevista

  • Qué habilidad es la más importante para un escalador
  • Qué factores le diferencian de otros escaladores
  • Cómo entrena la técnica
  • Como coach de escalada cuales son los factores limitadores que siempre se encuentra en sus clientes
  • Qué recomienda para mejorar los aspecto mental y técnico
  • Como han sido sus vías duras de largos en Mont Rebei y en Croacia
  • Porqué siempre anuda el final de la cuerda aunque lleve una cuerda de 100 m. en una de vía de 10
  • Cuales son sus objetivos actualmente

Otros episodios

Tecnica de escalada

Técnica de escalada

Técnica de escalada En este artículo aprenderás qué es la técnica de escalada, por qué es tan importante, y qué de qué factores fundamentales se

Al episodio >>
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Únete a esta gran aventura, te enseñaré a escalar de forma que disfrutes de la roca como nunca lo has hecho.

Acepto recibir correos de Rock&Joy

¡Llévate además de regalo la guía Miedo a volar y 14 claves para superarlo

He leído y acepto las condiciones de privacidad

Rock & Joy Klemen Becan

Episodio 60 Como escalar 8c+ a vista y 9a+ ensayado sin entrenamiento específico. Klemen Becan

“Quiero llegar a hacer 9a a vista, no se si llegará el día o no… Pero yo voy a probar”

Hoy traigo al programa a un grandísimo escalador, a alguien que casi pasa desapercibido, pero que una y otra vez sorprende por su sencillez y su rendimiento. Klemen Becan, escalador profesional esloveno que lleva en la élite del deporte ya más de una década. 

En esta primera parte de la entrevista hacemos un recorrido por la vida en la roca de Klemen Becan:

Entre otras cosas Klemen nos cuenta:

  • Cómo se enamoró de la escalada
  • Cómo consiguió ser campeón del mundo juvenil a los pocos años de empezar
  • Qué es lo que más le gusta de la escalada en roca
  • Cómo consiguió encadenar un 8c+ a vista
  • Cómo entrena hoy en día para mantenerse en el top de escalada en roca

Aquí te dejo a Klemen en acción en una de sus mejores vías, un precioso 8c+ de varios largos en la costa de Croacia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Únete a esta gran aventura, te enseñaré a escalar de forma que disfrutes de la roca como nunca lo has hecho.

Acepto recibir correos de Rock&Joy

¡Llévate además de regalo la guía Miedo a volar y 14 claves para superarlo

He leído y acepto las condiciones de privacidad

Rock and joy vuelo

Episodio 59 3 claves para romper con tus límites

3 claves para romper con tus límites en la escalada

Suscríbete en

3 Claves para romper con tus límites

 

Miedo a la pérdida

¿A qué me refiero con esto?  

Cuando empezaste a escalar no tenías nada que perder, eras libre en lo que a la escalada se refiere… Cada día ibas al muro o a la roca y aprendías un montón de habilidades, sin querer demostrar nada, como una esponja, con la mentalidad del principiante… Pero poco a poco, te fuiste concentrando, poniendo esfuerzo, tiempo y energía y en ese muro, en esas circunstancias, en ese sector empezaste a mejorar! ¡Qué de puta madre! ¡Qué sensación tan increíble ver cómo tu esfuerzo tiene resultado y palpar que eres capaz de subir con elegancia por sitios que antes ni te imaginabas!

Pero déjame adivinar, ese subidón, esa mejora al cabo del tiempo se estancó… Ya te costaba una barbaridad hacer algo más en ese sector y querías mejorar…

Por mucho que siguieras incidiendo en los mismos movimientos y las mismas rutinas no conseguías avance. Ahora hay que cambiar algo para seguir mejorando, hay que hacer bloque, o entrenar, o escalar en otro ángulo, o en otro tipo de presas. La diferencia es que ahora tienes algo que perder, si empiezas de nuevo en otra escuela te costará un montón, tendrás que aprender de nuevo y parecerás un patoso novato al principio… Y lo peor, que serás también algo peor en ese estilo que tanto te ha dado.

Esta es una razón por la que puedes atascarte, es normal, es natural y humana. Por grandes que sean las mejoras potenciales si empiezas algo nuevo, el miedo a perder lo que ya has conseguido, por poco que sea tiende a pesar más.

Imagina la energía que estás dispuesto a emplear para ganar 50€, y ahora lo que serías capaz de hacer para que no te quitaran esos 50 que ya tienes en tu cartera… ¿Cuál crees que sería más grande?
Seguro que defenderías a capa y espada tu dinero ganado con sudor y esfuerzo, y sin dudar te podrías enfrentar a situaciones duras… y también estoy seguro de que si te dieran ese mismo incentivo de antemano por enfrentarte a la misma situación, te lo pensarías dos veces. Es humano, el miedo a la pérdida está grabado en tu amígdala, y es difícil sobrepasarlo con la potencial ganancia de una habilidad mejorada. 

Entender que romper los platós y empezar de nuevo a mejorar pasa por desapegarse de tus éxitos pasados y cambiar hacia áreas donde tengas deficiencias es un cambio de actitud crucial que te va a llevar a la mejora

Rock and joy vuelo

Entorno

Como ya te he adelantado, otra clave por la cual puedes o bien estancarte o desarrollar todo tu potencial es tu entorno.

¿A qué me refiero?

Si le preguntas a alguno de tus referentes qué estaba pasando a su alrededor cuando consiguieron sus mejores hazañas, ¿Si te acuerdas de la entrevista de Iker, cuando encadenó Acción Directa? ¿Que había a su alrededor? Entre otras muchas cosas un montón de gente motivada, apoyo y fanatismo a su alrededor…

Te parecerá obvio o una tontería pero tiene una importancia crucial… Lo quieras o no tu entorno te influencia de una forma significativa. ¿Alguna vez has empezado a hacer bloques en el roco con alguien que no conocías y al cabo de unas horas te has dado cuenta de que has empezado a trepar de forma parecida a ella? ¿Alguna vez estabas haciendo un bloque y no te salía, hasta que ha llegado una persona a probarlo contigo y entonces lo has hecho como si nada? Esto es lo normal, y es sano… Lo que no llegas a percibir es que al igual que te nutres de esa persona nueva, también lo haces de las personas con las que escalas normalmente.

Tu entorno te influencia, lo quieras o no, pero tú tienes la habilidad de decidir si esta influencia va a ser positiva o por el contrario, limitante.

Si en tu grupo de amigos lo normal es salir y hacer 2 o 3 vías, siempre en tu grado comfort, nadie vuela salvo en contadas ocasiones, y a las 3 o 4 horas volvéis a casa… Es difícil que se te ocurra ponerte a trabajar en un proyecto muy duro a tu límite que implique un sacrificio y un esfuerzo tremendo.

a mal tiempo buena escalada
A mal tiempo buena escalada

Si siempre que en tu entorno miráis la meteo y dan viento o algo de agua o frío no salís a la roca, es casi imposible que pienses que se puede escalar en esas condiciones y que desarrolles estrategias para mitigar o incluso aprovechar las malas condiciones.

Del mismo modo, si sales con gente muy motivada, que se alientan los unos a los otros para dar el máximo de ellos, y que de forma sana compiten por ir mejorando… Lo normal es que aprendas que esforzarte al máximo es la norma y que por tanto aprendas y mejores a un ritmo potente como el resto del grupo.

Cuando estuve en Australia, los veranos eran muy calurosos, casi no se podía escalar en roca, y la gran mayoría de los locales paraban durante dos o tres meses para surfear o dedicarse a otra cosa… Luego tenían que volver en otoño a empezar de nuevo con lo que esto supone, volver a ponerse en forma y “entre comillas” perdían un tiempo que podía haberles servido para entrenar.

Si viajas al País Vasco sin embargo, en invierno las condiciones son terribles pero el fanatismo local es increíble y la mayoría de los escaladores entrenan y entrenan y aprovechan el más mínimo resquicio para salir a roca. Así se explica la cantidad de “escaladores normales” haciendo octavo grado frente a otros sitios del planeta.

Escalar con mucha gente en ambientes distintos, con hábitos diferentes enriquece y eleva tu escalada. Aunque parezca tonto, escalar con buenos escaladores, y no hablo de grado solamente, sino de dedicación, de esfuerzo, motivación, fanatismo… Te va a hacer mejorar en aspectos que hoy ni imaginas.

Así que ya sabes, busca a gente que sepan más que tú en algún aspecto, que escalen mejor, que te ayuden de algún modo, que te motiven a mejorar, que te hagan disfrutar de la escalada… y estarás en el buen camino. No pienses que es una tontería, si te falta motivación o  compromiso para escalar duro o entrenar, no guardes este recurso para el último momento, utilízalo desde el principio!

Try Hard

La última clave que te traigo hoy es quizá la habilidad mental más determinante en la escalada en roca. Y te hablo de la capacidad de escalar duro, el try hard que dicen en inglés. Y con esto no hablo de grados en absoluto…

Es cierto que la escalada es un deporte duro, pero si estás escuchando esto es porque como a mi te apasiona. 

Cuando estás en una vía larga que parece un maratón, con los antebrazos a punto de reventar, con cada neurona de tu mente pidiendo clemencia, con los dedos que ya no pueden cerrar ni arquear, sacando lo poco que te queda… Es durísimo, y se hace cómodo y fácil rendirse pensando que lo has dado todo y tirarse o decir pilla, que no puedo… ¿Pero realmente lo has hecho? Cuando entrenas, ¿realmente estás sacando todo lo que hay en ti?

Los grandes escaladores cultivan la habilidad de sentirse cómodos en los momentos más estresantes, en normalizar y habituarse a las pruebas mentales y físicas tan duras que te pone la roca. Este es quizá un factor determinante que discrimina rápidamente y que te puede llevar a atascarte. 

Si tienes a algún ejemplo de un gran escalador a tu alrededor, casi seguro que sí, te darás cuenta de que la mayoría son gente normal, como tú y como yo, con su trabajo, estudios, familia, su vida que compaginar con la escalada. Puede que vayan a la roca o a entrenar más o menos las mismas veces que tú, y sin embargo su rendimiento es una pasada en comparación.

La capacidad de apretar, de darlo todo y no dejar un ápice de energía, de comprometerte realmente con lo que tienes delante y no abandonar en cuanto la escalada empieza a estresarte es fundamental, y sin embargo es algo de lo que apenas se habla. Y esa es precisamente la diferencia entre los más avanzados y los más normales. A lo mejor no pasan más tiempo entrenando, a lo mejor solo dan un poco, un 2 o un 4% más de esfuerzo…

Un par de segundos más cuando crees que todo está perdido puede hacerte llegar a un canto salvador y encadenar la vía.

Rock and joy
Un solo segundo más y caía... pero no caí

Unos segundos menos de descanso te hacen tocar unas cuantas presas más en una sesión, unas cientos más al cabo del trimestre y miles a lo largo de tu carrera. Unos segundos más en la multipresa puede no significar nada hoy, ¿pero y a lo largo de la temporada?

Existen infinitos ejemplos más, pero la idea es sencilla… Acostúmbrate a esforzarte al máximo en lo que hagas y las ganancias se irán multiplicando, de forma compuesta. Y con esto no digos que entrenes hasta reventar y te hagas daño, sino que cuando te propongas hacer un ejercicio, un bloque, una vía y no haya riesgos reales, comprométete, pon de verdad atención y exprímete, verás que con solo poner esa intención puedes revolucionar tu escalada.

El poquito más que puedes dar hoy con respecto a ayer, será mucho más mañana y un mundo dentro de unos años.

Otros episodios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Únete a esta gran aventura, te enseñaré a escalar de forma que disfrutes de la roca como nunca lo has hecho.

Acepto recibir correos de Rock&Joy

¡Llévate además de regalo la guía Miedo a volar y 14 claves para superarlo

He leído y acepto las condiciones de privacidad

Bernardo G Daila Ojeda

Episodio 58 Silence. Cómo hacer un documental que cuente una historia más allá de la escalada. Bernardo Giménez parte 2 de 2

“Hacer fotos bonitas de algo bonito es muy fácil. Hacer fotos resultonas cuando las situaciones no son adecuadas… Ahí es donde empieza el trabajo de un profesional”

Bernardo Gimenez

En el episodio de hoy continúo la entrevista a Bernardo Giménez. Durante esta media hora de charla Bernardo nos cuenta:

  • Cuál es el presente del fotógrafo de montaña. 
  • ¿Cómo es realmente ser fotógrafo de escalada? ¿Es de verdad el trabajo ideal?
  • ¿Hay trabajo cómo fotógrafo de escalada? ¿Cómo empezar? Da unas recomendaciones a quienes se estén iniciando en la fotografía de escalada
  • También nos cuenta por qué pasó un día solo en una repisa nevada a 300 m. del suelo en los Andes
  • Además hablamos mucho de Silence. De cómo fue le proceso creativo. De cual fue el enfoque del documental
  • Para terminar nos relata qué momentos le ha marcado más como escalador y fotógrafo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Únete a esta gran aventura, te enseñaré a escalar de forma que disfrutes de la roca como nunca lo has hecho.

Acepto recibir correos de Rock&Joy

¡Llévate además de regalo la guía Miedo a volar y 14 claves para superarlo

He leído y acepto las condiciones de privacidad

Bernardo Gimenez Rock and Joy

Episodio 57. Cómo vivir de la fotografía de escalada, trabajar con los referentes e innovar en tu campo con Bernardo Giménez. Parte 1 de 2

“Para mi la magia de la fotografía es que congela un instante, un instante que de otro modo sería invisible”

Bernardo Gimenez

¿De donde surge la magia? ¿De donde surge la motivación por hacer un viaje o una vía en concreto? En una revista, o en la guía local ves una foto que se te queda grabada en la mente, tienes que subir por ahí, hay que ir a ese sector.

La fotografía tiene el poder de enjaular al duende de un instante y traérnoslo a cientos o miles de kilómetros para que soñemos con ese sitio, esa vía.

Hoy precísamente traigo al programa a un artífice de la ilusión, Bernardo Gimenez, fotógrafo y videógrafo especializado en escalada con una amplia trayectoria a sus espaldas. A lo mejor el nombre no te suena, pero estoy seguro de que conoces su trabajo… Desde hace más de dos décadas lleva trabajando con escaladores de la talla de Sharma – Nico Favresse – Adam Ondra – Barbara Zangrl – Fred Nicole -Patxi Usobiaga – Angie Eiter y Daila Ojeda entre otros.

Seguro que has visto fotos suyas, pero también te habrás emocionado con el encadene de Silence, el pegue fanático a vista de Just do it de Ondra, o la competición por conseguir la dura dura. Todos estos y muchísimos más son trabajos suyos o en los que ha colaborado, así que se podría decir que ha colaborado con nuestra ilusión, nuestras ganas y motivación desde donde no se le ve, desde detrás del objetivo.

Te dejo con los dos videos suyos mencionados para que te recrees en la magia de la escalada. Disfrútalo

El siguiente es probablemente el vñideo más fanático de escalada que jamás haya visto… Un tesoro

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Únete a esta gran aventura, te enseñaré a escalar de forma que disfrutes de la roca como nunca lo has hecho.

Acepto recibir correos de Rock&Joy

¡Llévate además de regalo la guía Miedo a volar y 14 claves para superarlo

He leído y acepto las condiciones de privacidad

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe la guía gratuita

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Consigue la guía

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe la guía gratuita

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Apúntate al sorteo

Gratis, sorteo el Jueves 19 las 23:59 

00
Months
00
Days
00
Hours
00
Minutes
00
Seconds