fbpx

El arte de leer la roca. Habilidad clave para mejorar tu escalada

Suscríbete en

El arte de leer a la roca

Para obtener un estilo de escalada rápido, decidido y eficiente necesitas confianza en los movimientos que has elegido hacer. Esta confianza, vas a ir ganándola poco a poco tras tomar decisiones deliberadas sobre tu movimiento y aprender de lo acertadas que eran después. Si escalas de forma lenta y dubitativa, si necesitas mucho tiempo de bloqueo en el paso clave para contemplar tus opciones… Puede ser que tengas olvidadas o poco trabajadas tus habilidades leyendo secuencias.

Leer una secuencia es anticiparte a ella para poder aplicar tu técnica de la forma más efectiva en cada movimiento. Es posible que como la gran mayoría de escaladores, dejes este proceso de lado y vayas decidiendo todo sobre la marcha, sin embargo esta forma intuitiva encierra muchas ineficiencias. No solo va a limitar tu capacidad de escalar a vista, sino que te llevará a dar muchos más pegues en tus intentos de encadenar, al necesitar más intentos para resolver secuencias de forma óptima.
Así que de nuevo te encuentras con otra habilidad más en la escalada, que poco tiene que ver con las dominadas que hagas o lo fuerte que estés… y que directa o indirectamente está influyendo en tus resultados.

¿Cómo puedo mejorar mi habilidad para leer vías o bloques?

Prepárate porque tendrás que hacer un buen esfuerzo mental para realmente empezar a implicarte en algo que has dejado de lado hasta ahora, y quizás te resulte algo ortopédico.

Pero como con cualquier habilidad, con su curva de aprendizaje, la promesa de una escalada a vista más eficiente, y un movimiento más fluido y deliberado está ahí si estás dispuesta a perseverar.

rock and Joy cogollos

Primero, analiza en qué punto se encuentra tu memoria. 

¿Eres capaz de recordar tus movimientos cuando bajas de una vía?

Como una vía es algo muy grande, aparentemente inabarcable para recordarla entera, empieza por un bloque de unos pocos movimientos.
Escoge algo fácil que no hayas probado nunca y escalalo. Cuando hayas terminado intenta recordar exactamente que pies y manos has usado y en qué secuencia.

¿Eres capaz de hacerlo? 

Es posible que recuerdes bien las manos que has usado y no los pies, o viceversa… De cualquier modo, te estarás dando cuenta de tu habilidad para retener en tu memoria una secuencia, de si has escalado poniendo atención a tu posición corporal o te has dejado llevar, mientras pensabas en otra cosa.

¿Por qué no soy capaz de recordar cómo he escalado?

Durante muchos años he escalado de una forma intuitiva, dejándome llevar y no prestando mucha atención a mi movimiento en la roca. Cuando bajaba de una vía y alguien me preguntaba, ¿cómo has hecho ese tramo? A no ser que hubiera tenido muchas dificultades en él no era capaz de contestar, simplemente no lo sabía. Y es cierto que en las secciones difíciles ponía atención y por eso era capaz de recordarlas.

Existen trucos para evitar desarrollar esta habilidad, y puede que los uses sin darte cuenta. Nuestra mente es muy vaga y siempre va a buscar el mínimo esfuerzo para completar una tarea. Si escalas siempre al flash, copiando lo que tus compañeros han hecho, si buscas videos de la vía o bloque que vas a hacer… Lo más seguro es que escales ese reto de forma más rápida, pero a costa de no aprender esta habilidad crucial.

Sin embargo, si eres muy alto o bajo, o eres el que siempre monta las vías en tu grupo de amigos, o escalas sola en el roco… No te quedará más remedio que enfrentarte a los puzzles que tienes delante y aprenderás esta habilidad rápido.

Escalando a vista, parando a leer una secuencia

¿Cómo leer secuencias?

Siguiendo con el tema que nos ocupa, una vez que has analizado y practicado tu habilidad de recordar lo que has escalado, el siguiente paso es la lectura. Es decir, la capacidad de predecir los movimientos que vas a hacer sin ni siquiera poner los pies en la vía o bloque.
Para practicar esta habilidad te propongo que de nuevo lo hagas en un bloque de un grado fácil para ti que nunca hayas escalado. Sin tocar las presas, intenta predecir todos los movimientos que vas a hacer con todo lujo de detalles y comentaselo a tu compañero. Luego escalalo de la forma que te resulte más fácil, independientemente de cuál fuera tu plan.
Y ahora viene el tomate, compara lo que habías planeado con lo que realmente has hecho.

¿Has acertado las secuencias de manos? ¿Y la de los pies? ¿has llegado bien a los cantos que predecías?

Lo normal es que haya diferencias entre la predicción y lo que has hecho, pero lo normal también es que hayas aprendido un montón sobre cómo se siente en la realidad algo que has imaginado. Idealmente escala ahora el bloque varias veces hasta encontrar la secuencia perfecta para ti y grábala en tu mente, estarás sentando un precedente para buscar en tu biblioteca de movimientos la proxima vez que te enfrentes a un problema similar.
Con la práctica este ejercicio será cada vez más fácil y las diferencias entre tu plan y la realidad serán cada vez menores.

 

¿Cómo leer vías enteras?

¿Y qué pasa con las vías? Es cierto que mucha información solo va a estar disponible cuando estés en medio de la batalla, luchando por el a vista. Sin embargo está en tu mano hacer todo lo posible para minimizar el esfuerzo mental y el tiempo que necesitas para descifrar aspectos de la vía que sí que puedes planificar desde el suelo.

 

Una de las mejores estrategias que conozco, que es muy probable que emplees sin darte cuenta es la discretización. Es decir, cortar la vía a cachitos. Estos cachitos van a estar divididos por elementos que sí que puedes observar desde el suelo, como reposos sin manos, grandes cazos, repisas etc. En fin, sitios en los que vas a poder descansar y plantearte el siguiente tramo como si se tratara de un bloque en el que puedes aplicar las habilidades de lectura de secuencias que has ido practicando. Esto mismo, que se hace cuando proyectas una vía y ya tienes información sobre ella, puedes practicarlo sin escalarla. Puedes ver una sección dura que lleva a un cazo, aunque no seas capaz de identificar las presas, puedes imaginarte la velocidad a la que quieres escalar, y puedes planear desde dónde vas a inspeccionar esa sección para idear una estrategia.

 

Otra estrategia para complementar a la discretización son los puntos clave. Es muy posible que aunque no seas capaz de ver todas las presas ni secuencias desde abajo, sí que puedas ver ciertos puntos clave que pueden marcar la diferencia cuando estés luego escalando. Me refiero a cantos que desde la posición de escalada no se vean, posibles talones, una sección que se ve claramente que se desvía hacia un lado, un canto grande antes de una sección desplomada… Si unes esto a la tramificación de la vía entre posibles reposos en los que vas a plantear tu estrategia tendrás muchas más posibilidades de tener un pegue efectivo que si te pones los gatos y lo dejas todo a la suerte

 

Velocidad y ritmo

Cuando empiezas a escalar, la cantidad de decisiones conscientes que tienes que tomar ralentizan tu ritmo escalando. Sin embargo, a veces esto se transforma en un hábito, y aunque tu capacidad de tomar decisiones rápidas sea alta, sigues escalando de forma muy lenta. Está claro que cuanto más dure el esfuerzo, más energía necesitas, y tan bien está claro que si te pasas de velocidad, tu precisión empieza a empeorar. La habilidad de leer o anticipar secuencias está íntimamente ligada a la velocidad y ritmo a la que eres capaz de escalar de una forma eficiente, y por eso de nuevo es una habilidad clave. ¿Alguna vez te has preguntado a qué velocidad escalas o has intentado escalar algo más rápido? Pruébalo en vías que ya conozcas y quizás te sorprendas.

 

El gran objetivo a alcanzar no es sólo ser capaz de leer la secuencia, sino con el tiempo, ser capaz de visualizarla, de sentir los movimientos que vas a ejecutar incluso antes de haberlos probado por vez primera. Esto es super complejo pero aspirar a dominar este arte te pondrá en el camino para mejorar, inténtalo cuando practiques y poco a poco irá saliendo también cuando escales!

Otros episodios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Únete a esta gran aventura, te enseñaré a escalar de forma que disfrutes de la roca como nunca lo has hecho.

Acepto recibir correos de Rock&Joy

¡Llévate además de regalo la guía Miedo a volar y 14 claves para superarlo

He leído y acepto las condiciones de privacidad

Apúntate a la Masterclass

En directo el 1 de Octubre a las 20:00

Hay solo 100 plazas, regístrate ahora

00
Months
00
Days
00
Hours
00
Minutes
00
Seconds

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe la guía gratuita

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Consigue la guía

Escribe tu email para que te envíe la guía gratuita

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

¿El miedo a volar te arruina el día de escalada una y otra vez?

¡Hazte con una copia ya!

He leído y acepto las condiciones de privacidad

¡APRENDE A SUPERARLO!

Acepto recibir correos de Rock&Joy