fbpx

3 claves para romper con tus límites en la escalada

Suscríbete en

3 Claves para romper con tus límites

 

Miedo a la pérdida

¿A qué me refiero con esto?  

Cuando empezaste a escalar no tenías nada que perder, eras libre en lo que a la escalada se refiere… Cada día ibas al muro o a la roca y aprendías un montón de habilidades, sin querer demostrar nada, como una esponja, con la mentalidad del principiante… Pero poco a poco, te fuiste concentrando, poniendo esfuerzo, tiempo y energía y en ese muro, en esas circunstancias, en ese sector empezaste a mejorar! ¡Qué de puta madre! ¡Qué sensación tan increíble ver cómo tu esfuerzo tiene resultado y palpar que eres capaz de subir con elegancia por sitios que antes ni te imaginabas!

Pero déjame adivinar, ese subidón, esa mejora al cabo del tiempo se estancó… Ya te costaba una barbaridad hacer algo más en ese sector y querías mejorar…

Por mucho que siguieras incidiendo en los mismos movimientos y las mismas rutinas no conseguías avance. Ahora hay que cambiar algo para seguir mejorando, hay que hacer bloque, o entrenar, o escalar en otro ángulo, o en otro tipo de presas. La diferencia es que ahora tienes algo que perder, si empiezas de nuevo en otra escuela te costará un montón, tendrás que aprender de nuevo y parecerás un patoso novato al principio… Y lo peor, que serás también algo peor en ese estilo que tanto te ha dado.

Esta es una razón por la que puedes atascarte, es normal, es natural y humana. Por grandes que sean las mejoras potenciales si empiezas algo nuevo, el miedo a perder lo que ya has conseguido, por poco que sea tiende a pesar más.

Imagina la energía que estás dispuesto a emplear para ganar 50€, y ahora lo que serías capaz de hacer para que no te quitaran esos 50 que ya tienes en tu cartera… ¿Cuál crees que sería más grande?
Seguro que defenderías a capa y espada tu dinero ganado con sudor y esfuerzo, y sin dudar te podrías enfrentar a situaciones duras… y también estoy seguro de que si te dieran ese mismo incentivo de antemano por enfrentarte a la misma situación, te lo pensarías dos veces. Es humano, el miedo a la pérdida está grabado en tu amígdala, y es difícil sobrepasarlo con la potencial ganancia de una habilidad mejorada. 

Entender que romper los platós y empezar de nuevo a mejorar pasa por desapegarse de tus éxitos pasados y cambiar hacia áreas donde tengas deficiencias es un cambio de actitud crucial que te va a llevar a la mejora

Rock and joy vuelo

Entorno

Como ya te he adelantado, otra clave por la cual puedes o bien estancarte o desarrollar todo tu potencial es tu entorno.

¿A qué me refiero?

Si le preguntas a alguno de tus referentes qué estaba pasando a su alrededor cuando consiguieron sus mejores hazañas, ¿Si te acuerdas de la entrevista de Iker, cuando encadenó Acción Directa? ¿Que había a su alrededor? Entre otras muchas cosas un montón de gente motivada, apoyo y fanatismo a su alrededor…

Te parecerá obvio o una tontería pero tiene una importancia crucial… Lo quieras o no tu entorno te influencia de una forma significativa. ¿Alguna vez has empezado a hacer bloques en el roco con alguien que no conocías y al cabo de unas horas te has dado cuenta de que has empezado a trepar de forma parecida a ella? ¿Alguna vez estabas haciendo un bloque y no te salía, hasta que ha llegado una persona a probarlo contigo y entonces lo has hecho como si nada? Esto es lo normal, y es sano… Lo que no llegas a percibir es que al igual que te nutres de esa persona nueva, también lo haces de las personas con las que escalas normalmente.

Tu entorno te influencia, lo quieras o no, pero tú tienes la habilidad de decidir si esta influencia va a ser positiva o por el contrario, limitante.

Si en tu grupo de amigos lo normal es salir y hacer 2 o 3 vías, siempre en tu grado comfort, nadie vuela salvo en contadas ocasiones, y a las 3 o 4 horas volvéis a casa… Es difícil que se te ocurra ponerte a trabajar en un proyecto muy duro a tu límite que implique un sacrificio y un esfuerzo tremendo.

a mal tiempo buena escalada
A mal tiempo buena escalada

Si siempre que en tu entorno miráis la meteo y dan viento o algo de agua o frío no salís a la roca, es casi imposible que pienses que se puede escalar en esas condiciones y que desarrolles estrategias para mitigar o incluso aprovechar las malas condiciones.

Del mismo modo, si sales con gente muy motivada, que se alientan los unos a los otros para dar el máximo de ellos, y que de forma sana compiten por ir mejorando… Lo normal es que aprendas que esforzarte al máximo es la norma y que por tanto aprendas y mejores a un ritmo potente como el resto del grupo.

Cuando estuve en Australia, los veranos eran muy calurosos, casi no se podía escalar en roca, y la gran mayoría de los locales paraban durante dos o tres meses para surfear o dedicarse a otra cosa… Luego tenían que volver en otoño a empezar de nuevo con lo que esto supone, volver a ponerse en forma y “entre comillas” perdían un tiempo que podía haberles servido para entrenar.

Si viajas al País Vasco sin embargo, en invierno las condiciones son terribles pero el fanatismo local es increíble y la mayoría de los escaladores entrenan y entrenan y aprovechan el más mínimo resquicio para salir a roca. Así se explica la cantidad de “escaladores normales” haciendo octavo grado frente a otros sitios del planeta.

Escalar con mucha gente en ambientes distintos, con hábitos diferentes enriquece y eleva tu escalada. Aunque parezca tonto, escalar con buenos escaladores, y no hablo de grado solamente, sino de dedicación, de esfuerzo, motivación, fanatismo… Te va a hacer mejorar en aspectos que hoy ni imaginas.

Así que ya sabes, busca a gente que sepan más que tú en algún aspecto, que escalen mejor, que te ayuden de algún modo, que te motiven a mejorar, que te hagan disfrutar de la escalada… y estarás en el buen camino. No pienses que es una tontería, si te falta motivación o  compromiso para escalar duro o entrenar, no guardes este recurso para el último momento, utilízalo desde el principio!

Try Hard

La última clave que te traigo hoy es quizá la habilidad mental más determinante en la escalada en roca. Y te hablo de la capacidad de escalar duro, el try hard que dicen en inglés. Y con esto no hablo de grados en absoluto…

Es cierto que la escalada es un deporte duro, pero si estás escuchando esto es porque como a mi te apasiona. 

Cuando estás en una vía larga que parece un maratón, con los antebrazos a punto de reventar, con cada neurona de tu mente pidiendo clemencia, con los dedos que ya no pueden cerrar ni arquear, sacando lo poco que te queda… Es durísimo, y se hace cómodo y fácil rendirse pensando que lo has dado todo y tirarse o decir pilla, que no puedo… ¿Pero realmente lo has hecho? Cuando entrenas, ¿realmente estás sacando todo lo que hay en ti?

Los grandes escaladores cultivan la habilidad de sentirse cómodos en los momentos más estresantes, en normalizar y habituarse a las pruebas mentales y físicas tan duras que te pone la roca. Este es quizá un factor determinante que discrimina rápidamente y que te puede llevar a atascarte. 

Si tienes a algún ejemplo de un gran escalador a tu alrededor, casi seguro que sí, te darás cuenta de que la mayoría son gente normal, como tú y como yo, con su trabajo, estudios, familia, su vida que compaginar con la escalada. Puede que vayan a la roca o a entrenar más o menos las mismas veces que tú, y sin embargo su rendimiento es una pasada en comparación.

La capacidad de apretar, de darlo todo y no dejar un ápice de energía, de comprometerte realmente con lo que tienes delante y no abandonar en cuanto la escalada empieza a estresarte es fundamental, y sin embargo es algo de lo que apenas se habla. Y esa es precisamente la diferencia entre los más avanzados y los más normales. A lo mejor no pasan más tiempo entrenando, a lo mejor solo dan un poco, un 2 o un 4% más de esfuerzo…

Un par de segundos más cuando crees que todo está perdido puede hacerte llegar a un canto salvador y encadenar la vía.

Rock and joy
Un solo segundo más y caía... pero no caí

Unos segundos menos de descanso te hacen tocar unas cuantas presas más en una sesión, unas cientos más al cabo del trimestre y miles a lo largo de tu carrera. Unos segundos más en la multipresa puede no significar nada hoy, ¿pero y a lo largo de la temporada?

Existen infinitos ejemplos más, pero la idea es sencilla… Acostúmbrate a esforzarte al máximo en lo que hagas y las ganancias se irán multiplicando, de forma compuesta. Y con esto no digos que entrenes hasta reventar y te hagas daño, sino que cuando te propongas hacer un ejercicio, un bloque, una vía y no haya riesgos reales, comprométete, pon de verdad atención y exprímete, verás que con solo poner esa intención puedes revolucionar tu escalada.

El poquito más que puedes dar hoy con respecto a ayer, será mucho más mañana y un mundo dentro de unos años.

Otros episodios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Únete a esta gran aventura, te enseñaré a escalar de forma que disfrutes de la roca como nunca lo has hecho.

Acepto recibir correos de Rock&Joy

¡Llévate además de regalo la guía Miedo a volar y 14 claves para superarlo

He leído y acepto las condiciones de privacidad

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe el checklist

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Escribe tu email para que te envíe la guía gratuita

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

Consigue la guía

Escribe tu email para que te envíe la guía gratuita

Y alguna que otra sorpresa durante los siguientes días ;)

¿El miedo a volar te arruina el día de escalada una y otra vez?

¡Hazte con una copia ya!

He leído y acepto las condiciones de privacidad

¡APRENDE A SUPERARLO!

Acepto recibir correos de Rock&Joy